miércoles, 13 de junio de 2007

La pura sabrosura


Es raro pero siempre, desde pendejo, me gustó más la escena rock mexicana que la argentina. No sé por qué, ya que salvo Maná (del que me confieso ex gran fan), no llegó nunca demasiado de la tierra de los mayas y aztecas.
Lo cierto es que algunos discos prestados por un amigo visionario, un sorprendente como mítico show de Café Tacuba en el Coliseo Podestá, mi amor a primera vista con la Maldita Vecindad y algunas piezas sueltas más conformaron mi propio "Panteón" (si, leer Rococó) de idolos charros, entre los que están sin dudas El Gran Silencio.
Y estos conforman un caso particular, ya que resumen este amor por la música del pais norteamericano (¿se acuerdan de que México está en Norteamérica no?) y por mi otro gran referente musical a nivel latinoamericano: Colombia. Locombia y su cumbia, su vallenato y sus acordeones (el más bello de los instrumentos según la apreciación de un servidor). Si amigos, EGS hace cumbia-rock por llamarlo de alguna miope manera, ya que decir esto es quedarse muy cortos...
El primer nombre de este grupo que surgió en los barrios más populares de Monterrey (Estado de Nuevo León) a principios de los 90, fue “Zona de Silencio”, inspirados por el área localizada entre Chihuahua, Coahuila y Durango, donde caen meteoritos y suelen avistarse ovnis. Al poco tiempo conocieron un grupo con el mismo nombre, lo que los obligó a buscarse otra denominación. Fue en ese momento, y gracias a una canción de Rodrigo González, que optaron por rebautizarla como “El Gran Silencio”.
El repertorio rupestre con el que empezaron a tocar en una que otra fiesta, estaba conformado por canciones de sus cantores predilectos y ocasionalmente alguna de las propias composiciones. Por aquella época, su instrumentación acústica era un sello de identidad.
En diciembre de 1995 tras ganar popularidad luego de tocar en clubes, fiestas y camiones de Monterrey y alrededores, la situación interna se volvió difícil y decidieron disolver la banda. Igualmente esta situación no se prolongó demasiado, ya que en marzo del 96 ya se habían reunido nuevamente, pero con algunos cambios en la formación.
Recién ese año, y con el dinero que obtuvieron de un concurso, pudieron sacar su primer Demo oficial titulado “Dofos”.Para 1997 EGS incorpora el acordeón, instrumento fundamental en su sonido. En noviembre de ese año, el quinteto viajó a Nueva York para grabar su primer álbum, “Libres y Locos”.
En sus temas puede haber elementos de cumbia, vallenato, rock rupestre, hip hop, ska, polka,quebradita, etc... Uno de sus integrantes cuenta como conocieron la cumbia: "México es el trampolín a EU de todos los latinos, y gracias a Dios muchas familias colombianas al tratar de pasar se quedaron en Monterrey, y ellos organizaban sus parrandas y eso se fue quedando. En Monterrey hace ya 20 años que se conoce el vallenato y la cumbia, desde que éramos niños escuchamos esta música y ya la tomamos como nuestra. En nuestra ciudad es una música muy underground pero tiene más fuerza que el rock, porque no hay estaciones de radio que apoyen el rock, en cambio para la música colombiana hay cuatro estaciones que la tocan todo el día, y es más influencia en nosotros que el mismo rock."
Los tres primeros discos de la banda son muy buenos, particularmente "Libres y locos" y su sucesor, "Chuntaros Radio Poder". En este último, hay una propuesta tan excéntrica como atractiva de encabezar cada uno de los temas con una presentación locutada por algún conocido periodista o presentador famoso en la zona regiomontana (de donde son oriundos los músicos). La idea general es hacer funcionar al disco como una radio comandada por los acordes de EGS.
Para ser coherente, admito que el último trabajo discográfico de ellos no ha sido de mi agrado. El mismo lleva como título "Comunicaflow Underground", y tiene un problema: repite fórmulas ya trilladas en anteriores discos, además de abusar de un raggamuffin desprolijo que no les sienta bien. Me quedo con la cumbia, y el vallenato.
De todas formas, y como dijo don Blades, debemos decir que la vida músical de este continente maravilloso nos dá sorpresas, y vaya si El Gran Silencio la es.

Formación estable:

Tony Hernández (Guitarra y voz) - Cano Hernández (guitarra y voz), Julián Villarreal (bajo), Ezequiel Alvarado (batería) e Isaac "Campa" Valdéz (acordeón).

Discografia:

“Libres y locos” (1998)
“Chuntaros Radio Poder” (2001)
”Super Riddim Internacional. - vol 1” (2003)
“Comunicaflow Underground” (2006)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Y si, recuerdo que eres amante del rock mexicano. Beso. Adry

Vromo dijo...

Pues vamos viendo haber que tal este nuevo disco de los libres y locos del G.S.A mi la neta el super riddim internacional no me gusto tanto como los dos anteriores pero haber que tal este nuevo,espero no decepcionarme mas.

Saludos!!
Buen blog.

rayado soy dijo...

sss..soy de mexico..de monterrey..del gran solo me gusta el de dofos..pero bandas de aca soy re hincha de caifanes..interpuesto..rockdrigo gonzales..tex-tex..anabantha..transmetal..el haragan..charlie montana..y otras bandas que s eme escapan..

alla en argentina hacen buena musica

m,ucas bandas que suenan por aca..

saludos desde monterrey mexico