domingo, 20 de mayo de 2007

The Cinematic Orchestra y su nuevo disco

Me hace recordar mucho a Radiohead (de hecho han grabado un tema de ellos en un disco tributo llamado “Exit Music Songs With Radio He”). Hay mucha paz, mucha tranquilidad, es un viaje a donde quiera ir cada uno… Es sentarse en el lugar más querido de sus casas, agarrar un mate o un buen vaso de vino (como más les guste), cerrar los ojos, y, si son dichosos de tener un par de auriculares con cable bien largo y que les permita conectarlos a su equipo de música o computadora para poder sentarse en el sillon… mucho mejor, los acordes y las melodías van a empezar a recorrer dentro de sus cuerpos frecuencias tan placenteras y relajantes, que jamás van a querer que se acabe el disco.
El 7 de mayo pasado, y luego de cinco años de espera y trabajo, los maravillosos The Cinematic Orchestra han salido a abrazarnos cálidamente con su nuevo material musical (aunque la verdad, queda muy chico decir material musical, tendría que ser más justo y decir, maravilla artística). El nuevo trabajo se llama Ma Fleur y sin duda camina a ser uno de los discos del año (o al menos yo los votaría).
Pianos, violines, suaves guitarras, y sonidos envolventes son la combinación exacta para el logro de este disco, sumando indudablemente para este disco la altísima calidad vocal lograda con la participación de artistas como ser Patrick Watson haciendo su aporte en el primer tema del disco To Build A Home, además de cantar también en That Home (el anteúltimo track). También están Fontella Bass y Lou Rhodes, dos dulces voces que te erizan la piel al escucharla en Music Box a Rhodes junto a Watson y en Time and space, creo yo el mejor mejor tema del disco, donde Rhodes se luce acompañado de una atmósfera espacial creada por los Cinematic… impresionante forma de cerrar el disco, que lo único que hace es incitarte a volver a apretar play en tu reproductor una vez más (cosa que acabo de hacer en este preciso instante). Y Fontella Bass comparte escena en Familiar ground y Breathe también, para qué agregar, simplemente escúchenlos.
La historia de The Cinematic Orchestra se remonta a finales de la década del noventa, más precisamente a 1999 cuando editaron Motion en ese mismo año. Son ingleses obviamente… están liderados por Jason Swinscoe y es una banda que se la podría englobar en la categoría de jazz, pero les quedaría chico pues sus especialidades van más allá de todo, pasando principalmente por el espacio de la electrónica y el trip hop… el uso de imágenes sensoriales, acompañadas por el uso de maquinas y sonidos, permitieron que esta banda se colocara dentro del espíritu vanguardistas de la música que tanto hace falta en los últimos tiempos, donde llegando a fines de la primer década de este milenio no hemos encontrado artistas que marquen el recorrido de una nueva pagina en la historia de la mùsica… pero esto quedará mejor para otro momento.
Además de Swincoe, los Cinematic son Patrick Carpenter en los platos; Tom Chant, quien toca el saxofón y el teclado; el bajista Phil France y el baterista Daniel Howard. También formaron parte de la banda Luke Flowers y T. Daniel Howard como baterías, Jamie Coleman como trompeta, y Alex James tocando el piano. Y la discografia se completa (a parte de Motion su primer album) con Remixes 1998-2000 (2000), Live Vancouver Jazz Festival (2001), Horizon (2002), Every Day (2002), Man with a Movie Camera (2003) y finalmente My Fleur (2007).
Pero la popularidad para esta banda vino de la mano de un trabajo por encargo. Fue cuando los organizadores del festival de cine de Portugal les ofrecieron realizar una nueva banda sonora para el documental sovietico El hombre con la cámara (Man with a Movie Camera - 1929) de Dziga Vertov, considerado por ser un vanguardista en su época. Aparte de ser director de cine, Vertov trabajó en noticiarios cinematográficos y en 1919 creo el grupo Kinoks (Cine-Ojo) donde su manifiesto hablaba de la búsqueda por captar la realidad sin montajes ni decoraciones ni guiones ni actores profesionales. Y con estos conceptos filmo el documental El hombre con la cámara, que refleja un día en la vida de un operador soviético, dedicado a filmar una ciudad soviética desde el amanecer hasta la noche. Y los Cinematic le volvieron a poner música a este documental, y luego salieron a girar por el mundo presentando en vivo ese disco, algo raro de ver no? Una banda tocando en vivo la musica de una película. Y sus discos nos explican el porque de su nombre además, su música crea imágenes y sensaciones y transporta al escucha a un mundo cinematográfico apasionante. Por algo le pidieron que le pusieran música a un documental, no?
Ma fleur, repito, para los que necesitamos bajar los desiveles, y sumergirnos en una realidad armoniosa, calma y sin apresuramientos. Para escuchar con los ojos cerrados, y los sentidos bien abiertos.

4 comentarios:

Jack Duluz (Sub Cte Bizarro) dijo...

Es grosso....Saben que la anécdota del cine tiene una versión argie...Se trata de Fernando Kabusacki, el genial violero, que ya ha hecho ese tipo de cosas...

Anónimo dijo...

Kabusacki y Bochatón; la ficción de Pichimagüida que colgaron (primer capítulo) en la Mano los tiene como protagonistas de los dos personajes, de la minita y el flaco (calculo que el violero debe ser el mismo, será...). Cena en lo de Edgardo, clase B, y después lo quieren matar al hermano de Juanpa........... Muy recomendable, más para platenses

Holden, ambiguo, posmoderno

CUEVA dijo...

Absolutamente deacuerdo, también lo voto como disco del año. Difícil de encasillarlos, a no ser como música cinematográfica.
Por más música los invito a:
www.CUEVARECORDS.BLOGSPOT.COM

mi mama me mima ltrata dijo...

Me qedo dorprendida día tras día de la música qe voy conociendo. No tengo palabras para este disco, mi palabra sería
sublime
. Es qe no imaginaba encontrarme con tantas emociones juntas al escucharlo.
Desde To Build a Home, el corazón me qedó en la mano.
Gracias por la información qe me hizo conocerlos un poco más.
Saludos desde Rosario che.

Bel.